Este domingo, el exministro petrolero y exembajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, recalcó que a un año de su exilio, “nunca” hizo grupos de poder y resaltó que si llegara a regresar al país sería detenido inmediatamente por órdenes del presidente Nicolás Maduro.

“Nunca hice grupos, ni círculos de poder, me entregué por entero a mi trabajo a favor del Pueblo, siempre leal a Chávez y al país”, aseguró en su columna publicada en Aporrea.

“Hace ya un año que abandoné los Estados Unidos, sede de las Naciones Unidas, junto a mi familia hacia un destino incierto. Días antes, cuando ya era una certeza de que saldría del gobierno, recibí varias llamadas de oficiales, militares activos, chavistas, amigos, que me advirtieron que no volviera a Venezuela, porque la orden de Maduro ya estaba dada: tan pronto pusiera un pie en la patria, sería detenido, sin ningún tipo de derecho a la defensa, como luego hicieron con Rodríguez Torres y con cientos de oficiales, dirigentes políticos y trabajadores chavistas”, recordó.

Asimismo, dijo que el balance de la economía del país es la exposición del “fracaso” de Maduro.

“Está claro que Maduro es incapaz de gobernar, el país le ha quedado grande. El balance de la economía es una exposición de un fracaso en toda la línea. La devaluación, la hiperinflación, la estafa del “petro”, la mentira del ahorro del pueblo, un pueblo al que ni siquiera le alcanza el dinero para comprar alimentos, la imposibilidad de controlar o regularizar los precios”, aseveró.

En tal sentido, reiteró su propuesta de conformar una Junta Patriótica de Gobierno para “retomar el camino de Chávez”.

“Solo así, PDVSA es recuperable, la del pueblo, nuestras Misiones son recuperables, la economía es recuperable, el desarrollo social, el vivir bien y el bienestar del Pueblo. Solo así será posible rescatar y reconstruir la Patria”, sentenció.

Comments

Comments are closed.