Un hombre de 83 años de edad fue asesinado en su vivienda, ubicada al norte de Londres, luego de que dos presuntos delincuentes entraran a su hogar para hurtar un par de sus pertenencias de valor.

La víctima, identificada como Peter Gouldstone, quien participó durante la Segunda Guerra Mundial, fue brutalmente golpeado mientras se encontraba en su cama, antes de ser arrastrado por la vivienda, aparentemente en un intento de los ladrones por extraerle información que reflejada donde se encontraban los objetos de valor.

Su hijo Simon, de 67 años, encontró a su padre casi inconsciente en su habitación en medio de una escena de caos con armarios y cajones abiertos en busca de dinero y objetos de valor, según lo reseñado por Infobae.

La víctima sufrió dos hemorragias en el cerebro como resultado de sus heridas, por lo que a pesar del contundente esfuerzo por mantenerlo con vida, murió días después en un hospital.

Los delincuentes tan solo se llevaron un televisor de 26 pulgadas marca Panasonic de 15 años de antigüedad que se consigue en mercados online por apenas 13 dólares.

“No encuentro las palabras para decir al respecto. Como miembro de la familia, me sorprendo, pero como ser humano me faltan las palabras sobre la inhumanidad del hombre para el hombre. Usted lee en la prensa sobre este tipo de cosas que le suceden a otras personas, pero nunca piensa que le pasarán a usted o a un ser querido. La gente que lo hizo necesita ser encontrada y encerrada, y cuanto antes mejor, para que no puedan hacer lo mismo con nadie”, dijo Simon en declaraciones al diario The Sun.

Comments

Comments are closed.