“La guerra continuará” mientras las actuales autoridades ucranianas “sigan en el poder”, declaró el sábado al cierre de la cumbre del G20 el presidente ruso Vladimir Putin respecto al brusco aumento de la tensión entre su país y Ucrania.

“Las actuales autoridades ucranianas no tienen interés de solucionar el conflicto entre Kiev y los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, que causó más de 10.000 muertes desde su estallido en 2014. “Sobretodo por medios pacíficos”, agregó durante una rueda de prensa.

Mientras sigan en el poder la guerra va a continuar. (…) Siempre es más fácil justificar los fracasos económicos de uno por la guerra” responsabilizando a un “agresor exterior”, subrayó el mandatario,

Kiev y los países occidentales acusan a Rusia, que en 2014 anexó la península ucraniana de Crimea, de respaldar militarmente a los rebeldes en el este de Ucrania, lo que Moscú niega firmemente.

Las tensiones entre Moscú y Kiev aumentaron desde que el domingo tres buques de guerra ucranianos fueran capturados por fuerzas rusas en el Mar Negro, a la altura de Crimea, y 24 marinos ucranianos fueran arrestados.

Moscú los acusa de haber ingresado ilegalmente a aguas territoriales rusas.

Putin denunció este sábado nuevamente “una provocación” de Ucrania, cuyos barcos, afirmó, “violaron de manera impertinente” la frontera rusa.

El presidente estadounidense Donald Trump anuló un encuentro que tenía previsto con Putin en Buenos Aires tras este incidente. AFP

Comments

Comments are closed.