Como Luís Rafael Corrales, de 28 años de edad, fue identificado un joven que fue encontrado muerto en la mañana de este jueves en la vía que conduce a Polvorín en el municipio Mariño, estado Aragua. El joven presentaba varios impactos de bala en el rostro así como signos de tortura.

Transeúntes del barrio Manidito, en el sector Los Icacos en Guayabita, fueron quienes hallaron el cuerpo sin vida. Según las experticias, Corrales vivía junto a su madre en La Guzmana, reseñó El Clarín.

Las autoridades que llegaron hasta la escena, analizaron tanto el crimen como el cadáver, por lo que pudieron observar de que el cuerpo presentaba impactos de bala en la cabeza y en el rostro, presuntamente hechos con un Fusil de Asalto Liviano (FAL).

Aunado a esto, el cuerpo tenía heridas en las extremidades inferiores, por lo que presumen que haya sido arrastrando por un largo trecho de camino.

Por su parte, la madre del joven llegó al lugar del hecho al ser notificada y explicó que su hijo se encontraba desaparecido desde la noche del miércoles. Al parecer, su hijo había recibido una llamada misteriosa y luego de eso no regresó.

Tras no volver a casa, su familia optó por emprender una búsqueda. Sin embargo, no pudieron obtener ninguna pista. No obstante, la madre recibió otra llamada donde le notificaron que su hijo fue hallado asesinado.

Cabe mencionar que Corrales tenía un año de haber salido de la cárcel de Tocuyito, donde estuvo recluido por robo. Tras salir, se ganaba la vida de forma honesta. Sin embargo, creen que el móvil del hecho sea una presunta venganza.

Comments

Comments are closed.