La Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi) que realizan las principales universidades del país y que fue presentada este viernes, reveló que el porcentaje de hogares con pobreza “multidimensional” que se reportan este año es de 48%, dos puntos más que en 2017.

El sondeo fue realizado con una muestra de 6 mil personas de todo el país entre julio y septiembre de este año, según explicó la doctora en Demografía y directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Anitza Freitez.

Al presentar el estudio realizado por la UCAB, la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar (USB), Freitez indicó que este año se dificultó la medición de la pobreza debido al ciclo de hiperinflación por el que pasa Venezuela desde hace más de un año.

“El porcentaje de hogares pobres (…) es de 48%, cuando en 2017 habíamos registrado 46%“, dijo la especialista al referirse a esta medición multidimensional que consiste en un promedio ponderado de privaciones que tienen los hogares o algunos de sus integrantes.

Esta Encovi, que se presenta cada año desde 2013, recoge también las deficiencias en el suministro de agua y electricidad y señala que solo el 29% de los encuestados ve el agua salir regularmente por las tuberías de sus hogares, un dato que en 2017 se ubicaba en 45%.

En cuanto a la electricidad, solo el 18% de los consultados dijo que nunca se interrumpe el servicio, un porcentaje que en 2017 era de 25%, mientras que 25% dice que se interrumpe diariamente por varias horas, en contraste con el año pasado cuando esta situación la reportaba el 15%.

El aumento de la pobreza en Venezuela también se observa en el incremento de los beneficiarios que acuden a programas o “misiones” sociales y Freitez dice que “no es una buena noticia” que “tanta gente tenga que recibir ayudas del gobierno para la atención de algunas problemáticas o de algunas necesidades”.

CLAP

La especialista informó que “en el 2018 estamos encontrando que 63% de los encuestados señalaron que reciben alguna misión del gobierno” y la mayoría de estas personas han acudido al programa gubernamental de alimentación que vende cajas de alimentos subsidiados llamado CLAP.

“Son beneficiarios de las cajas CLAP 16,3 millones de beneficiarios, reportó la Encovi en ese aspecto”, dijo Freitez, lo que se traduce en más de la mitad de la población, mientras que en 2017 eran 12,6 millones.

En la llamada Misión Barrio Adentro que ofrece asistencia sanitaria primaria, la encuesta reportó 1,8 millones de beneficiarios.

La Encovi también consultó acerca del llamado Carné de la Patria que el Gobierno de Nicolás Maduro ha exigido a la población para la entrega de algunos beneficios sociales y con el cual ha alertado que quienes no lo tengan no podrán adquirir gasolina barata ante un inminente aumento de precios que no se ha producido.

El estudio recogió que 90% de los consultados tiene el carné y atendió a la “amenaza” sobre el acceso a la gasolina subsidiada.

Inasistencia escolar

La inasistencia escolar llegó a 48 % este año en Venezuela debido a varias razones que incluyen la “falta de comida”, así como las fallas en los servicios básicos como el agua, luz y transporte público, de acuerdo con los datos recogidos por Encovi.

La doctora en Demografía y directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Anitza Freitez, dijo que el año pasado este porcentaje de inasistencia de la población comprendida entre 3 y 17 años fue de 39 %.

“Fíjense como ha crecido el porcentaje de niños y adolescentes que faltan alguna vez a clase porque no hay comida en el hogar y falta de comida en el plantel”, dijo Freitez al mostrar el porcentaje de 35 % de escolarizados que no va a la escuela por no poder alimentarse en casa o en el instituto educativo.

La encuesta que realizaron sobre 6.000 personas las principales universidades del país -Católica Andrés Bello, Central de Venezuela y Simón Bolívar- y que fue presentada hoy reveló que las fallas en el servicio de agua afectaron a 28 % de los inasistentes, las de electricidad al 15 % y las de transporte al 17 %.

“Sabemos todo el problema que hay con el transporte público, los momentos de dificultad para disponer de efectivo para pagar el transporte público”, dijo la especialista al referirse no solo a la falta de vehículos de transporte sino también a la escasez de dinero en efectivo para pagarlo.

La “inasistencia del personal” que trabaja en las escuelas afectó a 11 % de los que no fueron a clases, mientras que 8 % reportó que dejó de ir por huelgas o manifestaciones de los docentes.

También hay faltas en la universidad

Reveló que cada vez más los jóvenes venezolanos abandonan la universidad para ingresar a un mercado laboral que, con todo, “tampoco les ofrece oportunidades”.

“La población que está siendo más afectada con relación a la asistencia escolar es la población de 18-24 años, que sería la que está cursando en principio estudios universitarios”, dijo este viernes la doctora en Demografía Anitza Freites al presentar el estudio.

El descenso se ubica en 13 puntos con relación al sondeo de 2016, cuando el 48 % de los jóvenes estaba matriculado en alguna casa de estudios superiores.

De acuerdo con la encuesta, la falta de comida y transporte, así como la ausencia de personal docente y las fallas de los servicios públicos inciden en este caída de la escolaridad universitaria.

Freites aseguró que estos jóvenes tampoco han encontrado opciones en el deprimido mercado laboral venezolano, puesto que la encuesta “está arrojando” que el desempleo juvenil creció hasta el 23 % desde el 19,4 % de la última encuesta, más del doble del promedio nacional de este indicador, que se ubica en 10 %.

“Uno no puede dejar de imaginar cual sería el escenario si toda la población que se fue no se hubiera ido, la migración está liberando la presión sobre un mercado laboral que está restringido y deprimido”, añadió la también directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES-UCAB).

Con información de EFE  

Comments

Comments are closed.