Mediante Instagram, el sacerdote español Iván Merino Padial, detenido la noche del sábado 24 de noviembre por abuso sexual, se comunicaba con la menor de 12 años con la que fue descubierto al momento de su detención.

La niña, estudiante de primer año de bachillerado, exponía en su cuenta de IG su afecto hacia el religioso en publicaciones que datan desde enero del año 2017.

“Volviste, ya me hacía falta tenerte a mi lado, te quiero demasiado, menos mal que llegaste, hasta una sorpresa me diste. Yo te tenía que dar la sorpresa, pero te adelantaste. Gracias por todo lo que me has dado, te quiero”, escribió la menor en una de las fotos del español en febrero de 2017.

En septiembre del año pasado, la menor publicó una foto con el cura en el que le escribe: “Lo quiero mucho Fray”.

En otra imagen de la niña, el padre comentó “lindas fotos y linda sonrisa”.

En la cuenta del padre, luego de publicar una imagen de sus vacaciones, la menor escribe: “Él disfrutando y yo aquí aburrida”.

La última publicación de la niña en su cuenta fue a principios del mes de marzo y en ella tiene al menos una docena de fotos con el hombre y en ninguna de ellas él aparece vestido con sotana. De estas imágenes en al menos tres los dos aparecen en un carro.

Lea también: Las primeras declaraciones del cura español que abusó de una niña en Maracaibo

Comments

Comments are closed.