El Salvador/ 29 de Nov/ AFP.- El alcalde Mauricio Vilanova se abrocha el chaleco antibalas, enfunda una pistola en el pantalón, empuña un fusil de asalto y sale a patrullar San José Guayabal, uno de los pocos municipios de El Salvador libres de “maras”.

 

Comments

Comments are closed.