Cada vez son más los venezolanos que llegan a Colombia para mejorar su calidad de vida. Aunque muchos son los colombianos que los esperan con los “brazos abiertos” otros rechazan su presencia.

Aunado a la polémica en los refugios y albergues, ahora también los colombianos que se dedican a las ventas informarles exigen a las autoridades intervención porque los venezolanos están ocupando sus lugares de trabajo en las calles del centro de Cali.

Según lo reseñado por Noticias Caracol, el integrante de la Unión General de Trabajadores Informales Seccional Valle, manifestó que una venezolana y un colombiano “se fueron a las manos” por un puesto de trabajo.

“Llegó una venezolana y se posesionó de un puesto, como la personita que trabaja ahí en ese momento no estaba, ella se acomodó ahí, cuando él vino al otro día, pues reclamó su puesto y ella muy airada le contestó y él también airado y se fueron a las manos”

Por otra parte, el presidente de Asociación de Vendedores Ambulantes, Estacionarios y Semiestacionarios, cuestionó que las autoridades tome control sobre esta acción y aplique los mismo derechos a los venezolanos que a los vendedores del país.

No puede hacer carrera la noción de que los venezolanos tienen más derechos que los colombianos. Ellos, al estar acá, están obligados a cumplir nuestras normas, incluyendo el Código de Policía y a no invadir el espacio público”, explicó.

Comments

Comments are closed.