El coordinador general de la Asociación “Positivos en Colectivo”, Mauricio Gutiérrez, señaló este martes que, según especialistas, al menos 1.200.000 personas que tienen VIH en Venezuela.

Asimismo, indicó en una entrevista exclusiva a Sumarium Radio que desde hace 3 años “el sistema público de salud no puede diagnosticar el VIH” por la falta de reactivos. “Lo que vemos en los hospitales, siempre con diagnósticos realizados en laboratorios privado y por indicación del médico, están siendo diagnosticados al menos 15 personas al día” con el virus.

“Recordemos que estas 15 personas o están muy mal de salud o sencillamente tienen mucho dinero para hacerse la prueba en laboratorios privados. Solo en Caracas, en los hospitales donde hay consulta para personas con VIH, estamos viendo morir por falta de medicamentos a 9 personas diarias en promedio“, destacó.

Sostuvo que la situación en el país “es peor que en el inicio de la epidemia comenzando la década de los 80. Estas muertes son absolutamente evitables con un diagnóstico, la entrega regular y periódica de los antirretrovirales son evitables”.

Responsabilizó al Gobierno de las muertes de las personas por el este virus: “Esas 9 muertes diarias solo en Caracas son responsabilidad absoluta del Ministerio de Salud. Desde 1999 hasta ahora, hemos tenido 18 ministros de Salud. Hasta ahora, los que mejor han hecho su gestión son los que no han hecho absolutamente nada“.

Manifestó que diariamente dos niños nacen con VIH “por falta de los reactivos para diagnosticar a las madres“, situación que se puede evitar.

Donaciones no alcanzan

Apuntó que algunos activistas se reunieron con varios viceministros de Salud para plantearle la situación: “Sí existe una apertura por parte del Gobierno, estamos recibiendo donaciones de Onusida. Han conseguido donantes y han permitido que esos medicamentos entren“.

Sin embargo, aseveró que las donaciones “son limitadas, no alcanzan para todos y cuando alcanzan no duran en el tiempo. Una persona con VIH no solo debe tomar los medicamentos todos los días, sino a la hora adecuada“.

Resaltó que al dejar de tomar los medicamentos así sea “por minutos”, el virus puede generar resistencia a las medicinas. “El sistema público de salud desde 2016 no tiene cómo aplicar la carga viral y el recuento de los linfocitos”.

Expresó que 37.000 personas no toman los medicamentos “porque no se los entregan. Es un problema de salud pública porque estudios han demostrados que las personas que están tomando los antirretrovirales y que está siendo bien controlada no transmite el virus“.

“El Gobierno es responsable de las 9 muertes y de todas las nuevas infecciones de VIH porque no hace el esfuerzo necesario para evitarla. Tenemos un Gobierno que es irresponsable, que no cuida a la población y es corrupto y corruptor”, reiteró.

Las cuatro exigencias al Gobierno

El coordinador general de “Positivos en Colectivo” exigió al Gobierno la entrega regular y periódica de los antirretrovirales que requieran las personas en el país siguiendo las pautas internacionales; el acceso y realización de todas las pruebas de laboratorio desde el diagnóstico hasta el control y seguimiento de las personas con VIH; campañas educativas hacia la persona que tiene el virus para mejorar su calidad de vida y para la prevención de la enfermedad; y vincularse con las organizaciones de la sociedad civil para lograr fortalecer a las ONG para prestar servicio a la colectividad.

Pidió, además, la destitución de todo el personal del programa VIH/Sida del Ministerio de Salud y la investigación de las personas que están trabajando allí.

Apuntó que los concejales que sean electos el próximo 9 de diciembre deben abocarse a hablar sobre el VIH, sobre las enfermedades de transmisión sexual con los vecinos.

Anunció que el próximo 30 de noviembre habrá un cine foro, a las 5 de la tarde, con una película que habla de los inicios de la epidemia y de los esfuerzos de las personas con VIH para buscar paliar los efectos de la infección, en la planta baja del edificio Mene Grande, en Altamira, municipio Chacao de Caracas.

 

Comments

Comments are closed.