El coordinador de la ONG, Francisco Valencia, alertó este viernes durante una entrevista con Sumarium que si el Gobierno venezolano no toma medidas urgentes se incrementará la cifra de pacientes fallecidos con insuficiencia renal y trasplantados.

Valencia expuso que actualmente hay cerca de 11 mil personas en diálisis en el país y desde el año pasado a este han muerto 3 mil. “Son cifras alarmantes”, indicó.

“Esa población ha sido severamente golpeada como nunca en la historia y está siendo sentenciada a una muerte deliberada, una sentencia deliberada por el Gobierno nacional al permitir estas ausencias prolongadas por un lado de tratamiento inmunosupresores para trasplantados, y por otro la falta de insumos para diálisis”, declaró al tiempo que destacó que a esta problemática se le suma la falta de agua y electricidad que ha llevado al incremento de muerte de personas en diálisis.

De igual modo, expuso que alrededor de 100 personas tuvieron que regresar a diálisis al perder el órgano y que de dicha cifra 20 trasplantados murieron. “Es una situación compleja, primera vez en la historia que personas fallecen o pierden el órgano por falta de tratamiento de inmunosupresores, normalmente son por otras causas ajenas que un trasplantado se complica, pero lo que hemos registrado por la falta de tratamiento que aún persiste”, aseveró.

“Este es un año muy devastador para la población en general, es especial aquellos que dependen de algún tipo de medicamentos para mantener su calidad de vida”, alertó.

“Este es uno de los años más nefastos, duros, que han vivido las personas con una condición de salud crónica en Venezuela ¿Qué nos espera? Que la cifra se multiplique el año que viene si el Gobierno no toma medidas urgentes de inmediato para aliviar la situación de las unidades diálisis en el país y el suministro oportuno y continuo de los inmunosupresores para las personas trasplantadas”, agregó.

Asimismo, desestimó la teoría del Gobierno que por un “bloqueo económico” como consecuencia de las sanciones de Estados Unidos, la UE y Canadá se ha dificultado la compra de medicinas e insumos para hospitales.

“Tosas las sanciones emitidas han sido individuales a personas por corrupción, violación a los DDHH y narcotráfico; en ningún momento se ha bloqueado el envío de medicinas y alimentos al país”, aseveró.

Este ha sido el Gobierno más vil y cruel que haya existido en el mundo, porque puedes tener una ideología política, pero por encima está la sensatez y el sentimiento humano”, remató.

Comments

Comments are closed.