El Departamento de Justicia de EE.UU. reveló también ayer que otro implicado en el escándalo Andrade – Gorrín, Gabriel Jiménez Aray, ex propietario del disuelto Banco Peravia de República Dominicana, se declaró culpable el 20 de marzo pasado ante la corte federal del Distrito Sur de Florida del mismo cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

Las declaraciones de culpabilidad de Andrade y Jiménez se enmarcan en un esquema de corrupción revelado por las autoridades estadounidenses el lunes y que incluye al multimillonario venezolano dueño de la televisora privada Globovisión, Raul Gorrín Belisario.

Jiménez también reconoció, de acuerdo a lo reseñado por AFP, su responsabilidad en el plan, admitiendo sus negocios con Gorrín. Su sentencia se prevé para el próximo jueves 29 de noviembre.

Comments

Comments are closed.