Fernando Martínez, egresado del Conservatorio de Música Simón Bolívar, de Caracas, se gana la vida ahora en un call center en Bogotá. Atrás quedó la historia como flautista de la prestigiosa Orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, a la que ingresó 10 años atrás, en 2007, como uno de los integrantes más jóvenes bajo la batuta del director venezolano Gustavo Dudamel.

Su trabajo ahora transcurre entre siete horas y media, seis días a la semana, en las oficinas que quedan en el occidente de Bogotá.

Martínez recuerda su destacada trayectoria en la sinfónica. Tan solo 8 años atrás, los integrantes de la Simón Bolívar ganaban hasta 3000 dólares mensuales. Viajaban tanto que Fernando calcula que gastó hasta tres pasaportes: China, Japón, Corea del Sur, Canadá, Estados Unidos, Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Austria, Alemania, Inglaterra. Sin embargo, en la actualidad, ganan alrededor de 5 dólares, aunque esto depende tanto de la devaluación del bolívar como de los aumentos al salario mínimo venezolano.

Ahora, además, no tienen actividad internacional, ni los viáticos que les daban cuando salían de gira, unos mil dólares que recibían de quienes los invitaban en el exterior, con los cuales se mantenían hasta seis meses cuando el salario se hizo precario. Fernando estimó que entre el 70 y el 80 por ciento de la plantilla de la Orquesta se ha ido, refiere El Tiempo.

“Estábamos a la expectativa. No estábamos en contra de que Gustavo se pronunciara, porque era muy grave lo que estaba pasando. Tuvimos que resignarnos. No podíamos hacer más. (…) Si salimos a la calle, nos matan, si reclamamos, no va a pasar nada”, pensaban en ese momento, y fue cuando Fernando tomó la decisión: “No puedes pretender hacer un movimiento cultural en una dictadura. Es muy difícil”, expresó.

La madre de su compañero con el que decidió emigrar, Francisco, es colombiana. Por eso, ambos apostaron todos sus ahorros a llegar a Colombia. En julio de 2017, ya tenían en su poder los tiquetes de avión para salir el 10 de diciembre, con la ruta Caracas-Valencia, Valencia-Bogotá, Bogotá-Cali.

Comments

Comments are closed.