Una fundación que ayuda migrantes venezolanos en Colombia, colgó un cartel en las calles de Bucaramanga, rechazando la presencia de homosexuales del país vecino.

“No se aceptan homosexuales, drogadictos, ni ladrones”, es lo que se observa escrito en un costado de la valla colgada por la Fundación Pro-Extranjeros y Desplazados Venezolanos, y en el que también se leen los servicios gratuitos que ofrecen a los migrantes por quince días.

Según reseña RCN, la comunidad LGBT y defensora de los derechos humanos de Colombia rechazaron están acción calificándola como acto de discriminación.

Comments

Comments are closed.