El joven venezolano Francisco Alfonso, se vio en la obligación de emigrar a Perú, por la grave situación que atraviesa su país natal.

Con una estatura de 2,23 centímetros, el venezolano de 25 años se ha vuelto famoso en el país que le abrió los brazos para obtener una mejor calidad de vida.

Francisco, camina por las calles de Perú buscando algún empleo, los ciudadanos admiran con asombro su estatura y de vez en cuando le piden fotos. Además, lo llaman “Margarito” por el gran parecido que tiene al peruano que medía 10 centímetro más

Reseñó que en su país se dedicaba a jugar Basquet pero en vista de las precarias que pasaban el y su familia, decidió abandonar el país dejando a su madre, a su novia y demás familiares,.

A dos meses de llegar a Perú el venezolano no se las ha visto fácil y es que por su gigante estatura no ha podido conseguir un empleo acorde.

Francisco Alfonso, contó que su mayor sueño es seguir jugando Básquet, aunque no ha tenido la oportunidad de buscar en ningún club peruano, no pierde las esperanzas.

Por ahora su única preocupación es conseguir trabajos eventuales para poder pagar la pequeña habitación que alquila y ayudar a su familia.

Comments

Comments are closed.