La XXVI Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno comienza este jueves en la ciudad colonial de Antigua, en Guatemala, con la vista puesta en la situación de Venezuela y la migración.

Esta cumbre es considerada como exitosa por los organizadores, debido a que 17 jefes de Estado han confirmado su asistencia, entre ellos el rey Felipe VI de España.

Como gran incógnita permanece Cuba, que no ha confirmado si acudirá su presidente, Miguel Díaz-Canel, si lo representará otra autoridad o si no asistirá nadie.

Aunque el lema oficial de la Cumbre es “Una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible”, estarán presentes los grandes problemas que sacuden la región, como las caravanas de migrantes o el éxodo venezolano.

La declaración que firmarán los presidentes y jefes de Gobierno el viernes recogerá algunos compromisos en materia de migración, en momentos en los que miles de personas que han salido de Centroamérica en caravanas atraviesan México para llegar a Estados Unidos.

También está la crisis humanitaria en Venezuela y el éxodo migratorio que tiene como consecuencia. Aunque no se prevé la presencia del presidente Nicolás Maduro, se confirmó que su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, asistirá al encuentro.

 

Comments

Comments are closed.