Comprar carne se ha convertido en un verdadero lujo de millonarios en Venezuela, puesto que adquirir incluso algo tan básico como un bistec, representa un duro golpe al bolsillo para quienes devengan sueldo mínimo, o incluso un poco más.

El Ejecutivo nacional había “regularizado” el valor de este producto en semanas anteriores, no obstante, parece ser que es casi imposible conseguir este rubro entre los 80 y 90 BsS el kilo.

“Quiero comerme un bistecito porque tengo tiempo que no sé nada de carne, pero me iré con las manos vacías porque está muy cara y no me alcanza el dinero para comprarla”, comentó Marisbelia Fernández, al observar las neveras de una carnicería en Petare, según lo reseñado por Últimas Noticias.

Como ella, miles de ciudadanos se ven en la misma situación debido al saltó que pegó el precio del producto en las carcinerias en las que todavía se puede conseguir, ya que la escasez, es otro factor alarmante a la hora de comprar un poco de proteína.

Un kilogramo de bistec y carne para mechar tiene un precio de 890 bolívares soberanos aproximadamente, mientras que el bistec de solomo está en 950, es decir un poco más de la mitad del sueldo de la mayoría de los venezolanos.

En un establecimiento frente a la plaza El Cristo, en la redoma de Petare, la carne molida, para guisar y mechar está valorada en Bs.S 850, mientas que el bistec se encuentra en 890 y el solomo de cuerito en 950.

Un vendedor, quien prefirió no identificarse, comentó al medio que el precio se ha disparado porque los distribuidores lo venden por encima de lo regulado, mientras que en los grandes supermercados, el producto brilla por su ausencia desde hace ya varios meses.

Comments

Comments are closed.