En el sigo XXI ya algunas empresas de Suecia y el Reino Unido, han comenzado a instalar un nuevo sistema de seguridad en sus empleados.

De acuerdo a lo que revela El Confidencial, se trata un microchip instalado en el cuerpo de las personas para mantenerlos vigilados.

La firma Bioteq en Reino Unido, ya lo ha probado con 150 personas voluntarias, y otras empresas en EE.UU., han decidido unirse a esta extraña moda.

Muchos de los trabajadores decidieron que se les implantaran el dispositivo “porque fueron informados y se les dijo exactamente lo que puede y no puede hacer, y lo que hace y no hace”.Para una empresa tecnológica esto no es algo aterrador sino más bien emocionante, indicaron: “Las personas que se ofrecieron lo hicieron por cuenta propia, porque realmente pensaban que podía beneficiarles en su día a día de alguna manera”.

Según Jowan Österlund, fundador de Biohax, dijo que una empresa con miles de empleados solicitó este servicio porque poseen documentos confidenciales, y es muy importante tener a sus empleados controlados.

El procedimiento de instalar el chip es tan fácil como colocar un ‘piercing’ en una oreja. Normalmente se coloca en la mano con una jeringuilla y no se tardan más de dos segundos.”Ya estás, controlado de por vida”, parece que van a decir.

Probablemente, muchos trabajadores se opondrán a este nuevo sistema. Pero si tienes que elegir entre ponértelo y perder tu trabajo quizá lo pienses dos veces. Señala el jefe médico de Biohax: “Es una manera eficaz de que la identidad digital de una persona esté vinculada a su identidad física”. Vamos, que ya no tendrás que preocuparte si pierdes la tarjeta con la que abres los tornos cada vez que entras a trabajar.

Muchos podrán quejarse pero al final terminará imponiéndose este sistema como muchos otros. Así que no te molestes, y déjate llevar por la corriente.

Comments

Comments are closed.