La esposa del comisario Iván Simonovis, informó que tanto ella como el equipo de defensa del privado de libertad, siguen esperando que el tribunal que lleva su caso, se pronuncie ante la solicitud que realizaron par que al recluido se le otorgue asistencia médica.

“Hemos solicitado que a él se le hagan los chequeos que requiere, por lo menos anuales; no ha habido forma que la juez que lleva su causa se pronuncie al respecto, el tribunal simplemente no se pronuncia ante ninguna de nuestras solicitudes”, resaltó la también abogada, Bony Pertíñez de Simonovis, según lo reseñado por Unión Radio.

En este sentido, alertó que en caso de una emergencia, los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional ​(Sebin), no pueden trasladarlo a un centro de salud hasta no recibir el permiso del tribunal correspondiente, lo cual según sus palabras, pondría en riesgo la integridad y la salud del recluido, quien se encuentra cumpliendo una condena de 30 años de prisión por su presunta vinculación en hechos violentos ocurridos en el Puente de Llaguno el 11 de abril del 2002.

De igual manera, reiteró que denunciarán el caso hasta que las autoridades se pronuncien y den la asistencia médica que necesita Simonovis, la cual ha sido negada incluso en factores de rutina como un chequeo con el dentista o un oftalmólogo.

Comments

Comments are closed.