Una venezolana habría vendido su bebé a una pareja en Trinidad y Tobago por 20.000 dólares. La mujer, que se desempeñaba como trabajadora doméstica, habría hecho el “negocio” con un piloto y su esposa alegando que no contaba con los recursos para cuidarlo, según Stabroek News.

La madre habría recibido el dinero y regresado a Venezuela, pero un mes después se habría arrepentido y se comunicó con la embajada de Venezuela en Trinidad, argumentando que había sido “engañada”.

Las autoridades de Trinidad abrieron una investigación, rescatando al pequeño, que ahora se encuentra bajo custodia legal.

La venezolana declaró que ingresó ilegalmente a la isla y allí quedó embarazada. Dijo que se arrepentía por su acción y que desea recuperar a su bebé.

Comments

Comments are closed.