La directiva de la Asamblea Nacional en 2019 estaría presidida por el diputado Juan Guaidó y Édgar Zambrano en la primera vicepresidencia, según publicó este martes Panorama.

De acuerdo con el pacto firmado en 2016 por la oposición para dirigir la AN, a Voluntad Popular le tocaría tomar la batuta, en compañía de Acción Democrática (primera vicepresidencia), Un Nuevo Tiempo (segunda vicepresidencia) y Primero Justicia (secretaria).

Sin embargo, Un Nuevo Tiempo estaría aún evaluando quién ocuparía la segunda vicepresidencia de la AN, pero hasta ahora el consenso está alrededor de la diputada Nora Bracho. Primero Justicia también discute a quién se le asignará la secretaría, dijeron fuentes internas al diario marabino.

Sobre esto, el exsecretario de la Mesa de la Unidad (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, consideró positivo que pese a los roces aún se respete “el acuerdo de gobernabilidad en un ambiente en el que las normas se vulneran y en el que el gobierno pisotea la Constitución y cuando las directivas partidistas de oposición acabaron con los elementos de unidad”.

“El que la AN decida cumplir un pacto no arregla las cosas, tienen que hacer posible su quórum y su sobrevivencia, no se puede respetar un acuerdo para seguir en lo mismo, en situaciones lamentables, en ver cómo se caen a trompazos, para fingir que unos son más radicales que otros”, declaró.

“Hay que demostrarle al país y a la comunidad internacional que son algo más que un pacto agónico. La AN debe constituir el rescate de la institucionalidad parlamentaria, definir la actitud ante la situación política del 10 de enero, se sobreviene una situación de vulnerabilidad al gobierno pero que no se confunda eso con una nueva línea roja fantasiosa, que nadie crea que viene un cambio melodramático de las relaciones de poder, lo advierto con tiempo porque hay mucha gente que le encanta crear expectativas”, agregó.

“Ojalá la nueva directiva sea capaz de integrar, articular, que tengan autoridad política y autonomía de vuelo dentro y fuera del Palacio Legislativo, que no sean rehenes de otros dirigentes, porque el Parlamento vuelve a ser el nervio por donde pasan las energías que puedan dar lugar a una unificación de los partidos, de la sociedad”, remató.

Comments

Comments are closed.