La Dra. Milagros Díaz, especialista en psicología clínica habló sobre el impacto emocional que tienen los niños venezolanos que se enfrentan a la migración.

Díaz en una entrevista a Sumarium, destacó que los pequeños se ven afectados tanto cuando son separados de sus padres como cuando emigran con ellos a otros país.

Además, señaló que los pequeños que son dejado al cuidado con familiares mientras sus progenitores buscan una mejor calidad de vida, presentan alteraciones en el sueño, en el apetito, con frecuencia están de mal humor y en muchos casos presentan ansiedad porque reclaman la seguridad que le brindan los padres.

Por su parte, afirma que aquellos menores que emigran en la mayoría de los casos se acoplan fácilmente al cambio, aunque no descarta que puedan presentar alteraciones “todo dependerá del estado de animo de los padres, porque ellos imitan sus emociones”.

La Dra. recomendó para ambos casos la comunicación diaria con el infante en aspectos positivos, al tiempo que insistió en la “recreación y diversión” porque “un niño feliz no se enfoca en los problemas que pueden estar sucediendo”.

Comments

Comments are closed.