El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, quedó hoy en el centro de una polémica por una grabación que para algunos políticos que lo critican, demostraría que sabía en 2013 de los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht y no denunció el hecho.

La grabación en 2015 de una charla entre Martínez y Jorge Pizano, un ingeniero amigo suyo, fue revelada el pasado domingo por el informativo de televisión Noticias Uno.

Pizano hizo la grabación y la entregó a Noticias Uno con la condición de que la hiciera pública tras su muerte, pues padecía un cáncer linfático avanzado. El ingeniero murió el jueves pasado a consecuencia de un ataque cardiaco, según el dictamen médico.

El ingeniero se desempeñaba en ese entonces como auditor de la obra Ruta del Sol, un complejo de carreteras en cuyo proceso de contratación Odebrecht repartió sobornos para ganar la licitación, según las investigaciones.

Martínez se desempeñaba a la sazón como abogado de un conglomerado de empresas, una de las cuales estuvo relacionada con la construcción de esa obra.

Según dirigentes políticos, Martínez debió haber hecho entonces la denuncia sobre las irregularidades, por lo que el senador Jorge Enrique Robledo exigió su renuncia al cargo de fiscal general.

Martínez fue elegido fiscal general por el Congreso en 2016, pero las investigaciones en Colombia sobre los sobornos de Odebrecht empezaron después, cuando surgió el escándalo a nivel internacional.

La periodista María Jimena Duzán dijo a la cadena radial Caracol que Pizano le sirvió como fuente de varias columnas en las que hizo denuncias contra Odebrecht y que el ingeniero temía ser blanco de un atentado por la información que tenía.

Aunque el dictamen médico estableció que Pizano murió por causas naturales, varios políticos pidieron una investigación por la extraña muerte de un hijo de éste, ocurrida el domingo pasado por una intoxicación horas después del funeral de su padre.

Pizano estaba convocado por la Fiscalía General como testigo en un proceso contra Luis Fernando Andrade, ex presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, uno de los acusados por el caso de sobornos y quien está bajo arresto domiciliario.

La magnitud del escándalo se descubrió después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusara a Odebrecht de expandir sus negocios gracias a un “departamento de sobornos” que operaba de forma sistemática y usaba para los pagos también bancos estadounidenses y europeos.

Las investigaciones en Colombia han llevado a la cárcel a varios ex congresistas, empresarios, ex funcionarios de la Agencia Nacional de Infraestructura y a un ex viceministro de Transporte.

Comments

Comments are closed.