La vida en una oficina desde que amanece hasta que cae la noche no parece tan dura. Pero también pasa factura.

Vivir en un mundo sedentario, pasando horas y horas mirando la pantalla del computador, sin movernos en absoluto afecta nuestra espalda, por supuesto, se resiente.

La vida sedentaria es un factor desencadenante para nuestro cuerpo, ya sea por la postura, el dolor de espalda y cuello, aunque estos no estén relacionados directamente.

Eric Robertson, profesor asociado de terapia física clínica en California, explicó
que “no hay estudios que relacionen dolor y malas posturas” según el portAl El Confidencial.

Hay una serie de ejercicios que puedes realizar en tu oficina para evitar incomodas molestias y dolores de espalda:

    Estiramientos:

estira la espalda, mueve las caderas un poco y el cuello, esto estará evitando contracciones musculares.

    Caminatas:

puedes realizar un recorrido por la oficina cada hora y media, estimulando tus piernas.

    Ejercicios:

practica yoga, puedes incluir esta actividad milenaria en tu día a día, para así equilibrar cuerpo y mente.

Comments

Comments are closed.