River Plate ha logrado un 2-2 durante su visita a la cancha de Boca Juniors en la ida de la final de la Copa Libertadores, gracias a un gol en propia puerta del defensor local Carlos Izquierdoz, que rebajó el ímpetu de la ‘Bombonera’ y dejó todo pendiente para la vuelta, prevista para el 24 de noviembre (21.00 hora peninsular española).

Con un día de retraso, debido al aplazamiento en sábado a causa de fuertes lluvias caídas sobre Buenos Aires, ‘xeneizes’ y ‘millonarios’ abrieron la eliminatoria decisiva por el título más grande del fútbol sudamericano. Y lo hicieron con una primera parte de bastante intensidad, protagonizando claras ocasiones y de más tinte azul y oro.

El sábado 24, sobre el césped del ‘Monumental’ Antonio Vespucio Liberti, se vivirá la segunda función de este Superclásico que podría suponer el séptimo título de Libertadores para Boca (tras conquistarlo en 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007) o el cuarto para River (campeón en las ediciones de 1986, 1996 y 2015).

EUROPA PRESS

Comments

Comments are closed.