Los alimentos así como pueden ser beneficiosos también pueden ser dañinos si lo consumimos en exceso. Desde aportar la energía que se necesita para funcionar hasta ayudarnos a estar más atentos, nuestra comida

Una dieta balanceada incide en el buen funcionamiento de todo nuestro organismo. Mientras algunos alimentos nos ayudan a prevenir la demencia, el estrés, el declive cognitivo o la pérdida de memoria, otros pueden contribuir a detonar ciertos problemas en el cerebro.

“La alimentación tiene una importancia vital en el desarrollo de nuestro organismo y en las funciones biológicas. También, por supuesto, en el sistema nervioso central y en el cerebro”, explicó Ramón de Cangas, dietista-nutricionista miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, según El País.

Conoce cuáles son los mejores y peores alimentos para nuestro cerebro.


Pescado “Caballa” para frenar el deterioro cognitivo

La caballa es un pescado azul, que contiene ácidos grasos, así como el omega 3, muy abundante en el pez, que sirve para el rendimiento intelectual de las personas mayores. La falta de estas moléculas lipídicas está relacionada con la enfermedad de Alzheimer.

Aunque los pescados grasos, son una de las mejores fuentes naturales de este tipo de grasa, no son la única. Algunos frutos secos como las nueces y las almendras son algunas de las alternativas vegetales.

Aceite de oliva para aumentar el oxígeno en el cerebro 

El aceite de oliva es otra de las fuentes vegetales de omega 3, pero no solo nos aporta este ácido graso. También aporta vitamina E, que es importante para protegernos contra la demencia y aumenta el suministro de oxígeno al cerebro.

La remolacha en lugar del azúcar 

Las células cerebrales usan la glucosa como fuente de energía aunque esta no es ni buena ni necesaria. La remolacha, el kiwi, los granos integrales y las cebollas son algunos ejemplos de alimentos que sirven como combustible para que nuestro cerebro funcione.

Frutos rojos para estar más atentos

Las frutas y verduras son la mejor fuente natural de vitaminas y minerales. Los frutos rojos nos ayudan a mejorar nuestra capacidad de atención y memoria. También las verduras de hojas verdes y el brócoli.

Alimentos que perjudican el cerebro

La comida rápida, las grasas, el azúcar refinada y en su mayoría los alimentos procesados son la fuente en concreto que puede dañar nuestra mente. Estudios han evidenciado que las personas que consumen dos gramos al día de grasas trans tienen el doble de riesgo de sufrir mayor deterioro cognitivo y demencia que las que ingieren menos de esta cantidad.

Comments

Comments are closed.