Decenas de hombres fueron pisoteados voluntariamente por vacas y toros en la aldea de Bhidawad, en el distrito de Ujjain, en India. Se cree que el ritual resuelve todos sus problemas y les bendice con prosperidad.

Comments

Comments are closed.