“No habrá ningún homenaje a Pétain el sábado”. Con estas palabras, el gobierno francés intentaba apagar una polémica después de que el miércoles el presidente Emmanuel Macron justificara incluir a este colaboracionista nazi en una conmemoración por su papel en la Primera Guerra Mundial.

“Los mariscales cuyo honor no fue manchado, ellos, y solo ellos, recibirán un homenaje por parte de la República”, señaló Benjamin Griveaux, el portavoz del gobierno francés en un mensaje publicado en Facebook el miércoles por la noche. “Si hubo una confusión es porque no fuimos lo suficientemente claros en este punto”, agregó.

Una polémica que estalló el miércoles en Francia después de que Macron estimara que era “legítimo” incluir al mariscal Philippe Pétain en un homenaje a los militares que se celebrará el sábado en el complejo de los Inválidos, en vísperas de la conmemoración internacional del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

La polémica estalló el miércoles en Francia después de que Macron estimara que era “legítimo” incluir al mariscal Philippe Pétain en un homenaje a los militares que se celebrará el sábado en el complejo de los Inválidos

“Durante la Primera Guerra Mundial fue un gran soldado” pero tomó “decisiones funestas” en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) al colaborar con los nazis, argumentó el presidente francés en la ciudad de Charleville-Mézières (norte), en el marco de una gira con motivo del centenario del Armisticio.

Sus comentarios desataron una ola de críticas de políticos de la oposición pero también de líderes judíos, que acusaron al presidente de olvidar que Pétain colaboró con la Alemania de Adolf Hitler y fue condenado a muerte por traición.

“Lo único que recordaremos de Pétain es que fue, en nombre del pueblo francés, golpeado por la indignidad nacional durante su juicio en julio de 1945”, dijo Francis Kalifat, presidente del consejo representativo de las instituciones judías de Francia (Crif).

“Pétain es un traidor y un antisemita. Sus crímenes y su traición son imprescriptibles. ¡Macron, esta vez es demasiado!”, tuiteó por su parte Jean-Luc Mélenchon, líder del partido de extrema izquierda La Francia Insumisa.

El propio Macron trató de apagar la controversia el miércoles por la noche reconociendo que Pétain fue durante la Segunda Guerra Mundial cómplice de “crímenes graves”. “No perdono nada, pero no voy a borrar nada de nuestra historia”, dijo.

 

Comments

Comments are closed.