El secretario de la Universidad de Carabobo (UC), Pablo Aure, señaló este miércoles que el presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de esa casa de estudio, Iván Uzcátegui, y el director del Comedor, Ramón Bravo, fueron trasladado a los calabozos del Cicpc junto a los presos comunes.

Asimismo, indicó en una entrevista exclusiva a Sumarium Radio que en la noche de este martes fue que “llegó la orden de aprehensión” contra Uzcátegui y Bravo.

Sostuvo que los delitos que se les imputan son peculado doloso y agavillamiento. “En la noche, tanto a Iván como a Ramón los pasaron a los calabozos de presos comunes, en donde hay que llevarle el agua en bolsas transparentes y la comida, porque supuestamente pueden hacer chuzos si se pasan en envases“.

Destacó que en horas de la mañana de este miércoles fueron reseñados y se espera que durante el día el fiscal Décimo Tercero los presentes a tribunales, al juez de Control.

“Nos han advertido que lo que viene es una privativa de libertad. Es decir, probablemente queden presos y no con una medida sustitutiva de libertad”, agregó al tiempo que destacó que la intención del gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava, “es torpedear el proceso electoral” en la casa de estudio.

Manifestó que el mandatario regional quiere “meterle la manos a la Universidad de Carabobo. Esta es una elección estudiantil, los estudiantes son los que deciden”.

“Esto va a pasar, este régimen en cualquier momento sale (…) Esos delitos que están cometiendo (los funcionarios policiales) no prescribirán porque son delitos contra los Derechos Humanos, son delitos de lesa de humanidad”, sumó.

Puntualizó que “no nos hagamos muchas esperanzas en este caso, sabemos cuál es la intención de este señor que está en la Gobernación del estado Carabobo, parece que es el hijo consentido de Nicolás Maduro“.

Comments

Comments are closed.