Apple ha declarado al iPhone 5 como producto descontinuado en Estados Unidos y obsoleto en el resto del mundo, y ha interrumpido el servicio de soporte de ‘hardware’ para este modelo, con la excepción del Estado de California (Estados Unidos), en el cual habrá repuestos disponibles durante dos años más.

Se consideran descontinuados aquellos productos cuya fabricación fue interrumpida de forma previa en un periodo de entre cinco y siete años, como sucede precisamente con el iPhone 5, un terminal lanzado al mercado en septiembre del año 2012.

Como excepción, los productos adquiridos en el Estado de California (Estados Unidos), en base a la ley del Estado, sí se podrán reparar hasta pasados siete años del final de la fabricación, y por tanto durante dos años más. Para ello, los usuarios podrán acudir a las tiendas Apple o contactar con el servicio de cobertura Apple Care para iPhone y iPad.

Según las políticas de Apple, todos los aparatos cuya fabricación terminó hace más de siete años son considerados obsoletos en todo el mundo. Como excepción adicional al caso de California se encuentra también los ordenadores Mac en Turquía, para los que también se alarga el soporte hasta los siete.

EUROPA PRESS

Comments

Comments are closed.