Tres militares venezolanos murieron y diez resultaron heridos este domingo en un ataque de grupos armados en la frontera amazónica con Colombia, confirmó el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López.

“Nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha sido cobardemente atacada por grupos violentos, causando la lamentable muerte de tres efectivos de la Guardia Nacional”, informó Padrino López en Twitter.

El funcionario responsabilizó a “paramilitares” por el suceso ocurrido en el estado Amazonas (sur), aunque ONGs de derechos humanos denunciaron más temprano que el ataque habría sido perpetrado por guerrilleros del ELN, reconocida como la última guerrilla de Colombia tras la firma de un acuerdo de paz con las FARC en 2016.

De acuerdo con Padrino, la emboscada ocurrió “como represalia” por “la captura de nueve paramilitares colombianos”.

“El delito transfronterizo (…) es combatido y seguirá siendo combatido”, expresó por su parte el jefe del Comando Operacional de la Fuerza Armada, almirante Remigio Ceballos.

En contraste con la versión oficial, ONGs y reportes de prensa relacionan el ataque en la comunidad indígena de El Picatonal con la captura de uno de los jefes del colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otros tres miembros de esa agrupación.

Se trataría del jefe rebelde Luis Ortega -alias ‘Garganta’-, dijo a la AFP Olnar Ortiz, asesor legal de Kape-Kape, organización que defiende los derechos de poblaciones indígenas. Ni Padrino ni Ceballos lo mencionaron.

El martes pasado, según la prensa, un militar fue secuestrado en un ataque paramilitar a un puesto de la Guardia Nacional en el estado Táchira (oeste). Fue liberado unas horas después, tras el despliegue del Ejército en la zona.

Comments

Comments are closed.