El grupo español de telecomunicaciones Telefónica publicó el miércoles un beneficio neto en alza de 35,8% interanual en el tercer trimestre de 2018, y revisó al alza sus previsiones de crecimiento de ventas.

En su reporte financiero, la multinacional anunció que revisó “al alza su objetivo de ingresos a en torno al 2% (vs. en torno al 1% anterior), a pesar del impacto negativo de la regulación”, refiriéndose al fin de los gastos de itinerancia de datos en Europa en junio de 2017.

José María Álvarez-Pallete, presidente del grupo que posee entre otras las marcas Movistar y O2, puso en valor el “fuerte nivel de altas netas en contrato móvil (incluyendo la mejor cifra de los últimos diez años en España), LTE (telefonía 4G), fibra y televisión de pago”.

El resultado neto alcanzó los 1.230 millones de euros de julio a septiembre – frente a 839 en el 3T de 2017 -, muy superior al esperado por los analistas interrogados por el proveedor de información financiera Factset, que esperaban de media unos 792 millones.

En España, su principal mercado, las ventas se mantuvieron prácticamente estables (+0,1%) a 3.188 millones de euros, pero cayeron en Brasil (-20,1%) a 2.345 millones, afectadas “por la situación macroeconómica de los últimos meses y por la aceleración en la caída en los ingresos de voz fija”.

En Brasil, mercado clave para Telefónica, el resultado operativo antes de amortizaciones aumentó un 5%, sobre todo por el efecto de una nueva decisión de la justicia favorable al grupo.

Telefónica redujo su enorme deuda financiera neta, uno de sus principales problemas, a 42.636 millones de euros en septiembre, frente a 43.593 millones a fines de junio.

AFP

Comments

Comments are closed.