El Rey Felipe VI y la Princesa de Asturias han iniciado hoy la lectura pública de la Constitución, en un acto que el jefe de Estado ha descrito como la mejor forma de “reafirmar, una vez más, la fidelidad y el compromiso de la Corona con la democracia, con la libertad, con España y la Constitución española”.

Felipe VI ha pronunciado estas palabras antes de iniciar la lectura del Preámbulo, que establece el deseo de la nación española de “garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo” y “consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular”.

También habla de “proteger a los españoles “y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones”, promover la cultura y la economía, “establecer una sociedad democrática avanzada” y contribuir a unas relaciones internacionales pacíficas.

El jefe del Estado se ha quedado a un lado del atril mientras su hija mayor ha subido a la tribuna y ha leído los tres puntos del artículo 1, con voz infantil y mirando cada poco, sonriente, al auditorio formado por autoridades que se ha congregado en el Instituto Cervantes.

EUROPA PRESS

Comments

Comments are closed.