Ciudad del Vaticano (AP) — El Vaticano informó el martes que se encontraron huesos humanos durante obras de renovación cerca de su embajada en Italia, lo que revivió un viejo misterio de la Santa Sede: el paradero de una joven de 15 años que desapareció en 1983.

En un giro para el caso que ha atormentado a los investigadores por 35 años, el Vaticano dijo que el fiscal de Roma había sido llamado y que los investigadores forenses trataban de determinar la edad y el género de los huesos, así como la fecha de fallecimiento.

El comunicado del Vaticano no menciona a la joven, Emanuela Orlandi, pero la prensa italiana vinculó de inmediato su desaparición con el hallazgo de los huesos. El Vaticano solo dijo que los huesos fueron hallados durante obras cerca de la nunciatura en Roma, ubicada en el barrio de Parioli.

Orlandi desapareció después que salió del apartamento de su familia en Ciudad del Vaticano para asistir a una lección de música en Roma. Su padre era un empleado laico de la Santa Sede.

A lo largo de los años, su caso ha sido vinculado a toda clase de eventos, desde el complot para matar a Juan Pablo II hasta el escándalo financiero del Banco Vaticano, pasando por el bajo mundo de Roma.

El último gran giro en el caso se dio en 2012, cuando la policía forense exhumó el cadáver de un conocido mafioso con la esperanza de hallar también restos de Orlandi.

Comments

Comments are closed.