Diez colegios españoles participarán en la primera fase de un proyecto internacional de neurociencia que medirá la concentración de 5.000 alumnos de varios países mientras están en clase, un experimento que utiliza una diadema que registra las ondas cerebrales electromagnéticas y aprovecha tecnología de la NASA para el procesamiento de datos.

“Ya hay tecnología que es capaz de medir la concentración de una persona o la capacidad de concentración ante cualquier estímulo”, explica en una entrevista a Europa Press el director pedagógico de Progrentis, Emilio Torres. Esta empresa ha puesto en marcha, junto a la compañía BrianCo, este proyecto que ya ha pasado por colegios chinos y estadounidenses, y ahora prepara continuar con su experimento en México, Guatemala, Costa Rica, Colombia y España.

Desde la semana pasada, Progrentis ha empezado a poner a prueba la concentración de alumnos españoles con la diadema FocusEdu, “una banda muy simple, ergonómica, segura y que no lee el pensamiento”, bromea Torres. La información registrada se procesa con un algoritmo creado por la NASA para probar la concentración de los astronautas, asegura el director pedagógico de Progrentis. “Cada alumno, durante una hora, nos aporta 1.500 datos diferentes”, afirma.

EUROPA PRESS

Comments

Comments are closed.