La Agencia Internacional de Energía (AIE), pronosticó un futuro pesimista del petróleo venezolano a largo plazo, debido a la agitación política y económica que vive la nación del norte de Suramérica, razón por la cual ha visto reducida su producción, según SP Global.

De acuerdo con un informe publicado este jueves por la AIE, la producción venezolana de crudo disminuyó de 2 millones y medio de barriles diarios en 2016, a 1 millón doscientos mil barriles de petróleos diarios en 2018; por lo que prevén otra nueva reducción de la producción de crudo venezolano para mediados de 2020.

Hay pocos indicios en el horizonte de los cambios macroeconómicos o de política que detendrían la disminución de la producción venezolana”, dijo la AIE.

La AIE dijo que la reversión de la producción actual depende de impulsar el gasto de capital en infraestructura y mantenimiento de las instalaciones existentes.

“Los obstáculos claves que podrían retrasar la eventual recuperación de petróleo de Venezuela, incluyen un daño potencial a largo plazo debido a la negligencia en el campo, la falta de capital y la experiencia que ha abandonado a Venezuela en los últimos años”, detalla el documento.

Según el informe, también se prevé un aumento en la producción de crudo venezolano para el 2040, la cual ascenderá hasta los 2 millones 900 mil barriles de petróleo.

Comments

Comments are closed.