El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy mantener las exportaciones de armamento a Arabia Saudí para no perjudicar a la industria de defensa española y asegurar los empleos de Navantia en la Bahía de Cádiz.

“Tengo que estar hoy y aquí en la defensa de los intereses de España, de sus intereses estratégicos, que además están situados en zonas muy afectadas por el drama del desempleo”, ha dicho en su comparecencia en el Pleno del Congreso, donde ha pedido al hemiciclo “altura de miras” para compartir esta visión.

Sánchez ha defendido el marco legal español que ampara las exportaciones de armamento, con requisitos “equiparables si no superiores a los de cualquier otro país”, y ha garantizado el compromiso del Gobierno con la defensa de los derechos humanos, la paz y la libertad.

Sin embargo, ha subrayado su obligación de “conciliar intereses” y defender los intereses de España, en alusión al contrato que Arabia Saudí tiene firmado con Navantia para la construcción de cinco corbetas en la Bahía de Cádiz, por un importe de 1.800 millones de euros que generaría 6.000 puestos de trabajo en cinco años.

En este contexto, el presidente del Gobierno también ha hecho alusión a la muerte del periodista crítico saudí Yamal Jashogi en el consulado de Estambul, unos hechos que ha calificado de “terribles” y ha condenado “sin paliativos”. Pero ello, ha insistido, no puede impedir que se actúe “con responsabilidad”.

EUROPA PRESS

Comments

Comments are closed.