Opositores y activistas de los derechos humanos reiteraron hoy su pedido de una investigación independiente que esclarezca las causas de la muerte del concejal venezolano Fernando Albán, ocurrida hace 10 días cuando se encontraba en un edificio policial y bajo custodia del Estado.

La ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) reiteró este jueves la necesidad de una investigación independiente ante las dudas que surgieron luego de los primeros anuncios oficiales por el deceso del opositor, que ha desatado una ola de acusaciones entre Gobierno y oposición.

Un miembro de Provea, Marino Alvarado, dijo a periodistas que han venido “planteando la necesidad de un organismo internacional” para determinar los hechos en torno a la muerte de Albán, detenido por su presunta implicación en el atentado con explosivos del cual salió ileso el presidente Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto.

“Es muy probable que Fernando Albán haya sido torturado y asesinado en la sede del (Servicio Bolivariano de Inteligencia) Sebin”, donde estaba recluido, recalcó Alvarado.

Asimismo, aseguró que la muerte de Albán ratifica “cosas que han venido pasando en los recintos carcelarios” del país, que cuentan con su propio ministerio y avanzan hacia un proceso de “transformación”, según declaraciones de los responsables venezolanos.

“Antes de la muerte (de Albán) hubo dos protestas (…) de presos políticos en el Sebin y la denuncia era que se practicaba la tortura así que es muy probable que Albán fuera torturado“, insistió.

La Fiscalía venezolana informó el pasado 8 de octubre que Albán, quien fuera concejal por el municipio Libertador de Caracas, considerado un bastión del chavismo, se quitó la vida al arrojarse desde el décimo piso de la sede del Sebin en Plaza Venezuela.

Según dijo entonces el fiscal general, Tarek Saab, Albán solicitó ir al baño “y estando allí se lanzó” al vacío a través de una ventana.

Ese mismo día, el ministro para el Interior, Néstor Reverol, señaló que el opositor atentó contra su vida cuando se encontraba en una sala de espera, mientras que el propio Saab dijo días después que Albán no se arrojó desde el baño, sino cuando solicitó acudir a esta habitación durante un almuerzo.

Estas aparentes inconsistencias en el discurso oficial han generado dudas entre activistas y opositores, que acusan al Gobierno de Maduro de haber “asesinado” a Albán.

“Fernando Albán está hoy asesinado porque alguien dijo ‘pregúntenle, métanle candela, métanle corriente, métanle presión'”, aseguró a periodistas el dirigente Alfredo Graffe, de la agrupación Primero Justicia, donde militaba Albán, en alusión a presuntas torturas contra el opositor.

Este partido ha señalado que el Gobierno de Maduro busca criminalizarle y ha denunciado una “persecución” contra sus dirigentes, luego del arresto del diputado Juan Requesens y el proceso abierto contra el expresidente del Parlamento, Julio Borges, a quienes también se acusa por el atentado a Maduro.

Los opositores, que acudieron hoy a la Fiscalía para insistir en sus denuncias y peticiones, también acusaron al fiscal Saab de ser “cómplice” de la muerte de Albán.

Según el opositor y dirigente vecinal Carlos Julio Rojas, Saab, que en el pasado fue un defensor de los derechos humanos y ombudsman antes de ser designado como fiscal por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, es un “defensor de la muerte” y la represión en el país.

“Hay que decirlo sin pelos en la lengua”, añadió.

La Fiscalía venezolana dijo hace una semana con base en la autopsia que la “evidencia criminalística” de la investigación revelaba “la lamentable circunstancia del suicidio del ciudadano Albán”.

El fiscal general insistió hoy en que el Estado demostró este hecho y aseguró que la autopsia es auditable, puesto que fue grabada.

Dijo además que quienes “dicen la versión contraria” a la oficial incurren en “delito” y se colocarán “en una situación muy delicada” porque la Fiscalía está “evaluando” estas declaraciones.

“Están mintiendo, y eso frente a la sociedad tiene una consecuencia”, señaló sin ofrecer mayores detalles.

EFE

Comments

Comments are closed.