La exsenadora y excandidata a la presidencia, Piedad Córdoba, pidió a la Fiscalía General de Colombia que investigue un intento de extorsión en su contra por sus nexos con el gobierno de Venezuela.

Córdoba explicó, a El Tiempo, que viene recibiendo un intento de extorsión por parte de dos exmiembros de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL), quienes la están amenazando con divulgar una supuesta información comprometedora de sus nexos con el gobierno venezolano. 

“No tengo nada qué ocultar. Todas mis gestiones han sido públicas, autorizadas y de cara al país. Por eso le pedí al propio Fiscal General que se investigue”, remarcó al detallar que tomó la decisión de denunciar ”porque en la última amenaza mencionaron a uno de mis hijos, del que dijeron que tenía una investigación federal”.

Además Córdoba desmintió que en sus visitas a Estados Unidos para entrevistar a exparamilitares en prisión se hubiera movilizado en un carro del polémico empresario Álex Saab, investigado por lavado de activos y por sus nexos con Nicolás Maduro.

“Yo le notifiqué a la entonces embajadora Carolina Barco que me iba a movilizar en un carro de la embajada de Venezuela porque también estábamos mediando en la liberación de secuestrados, con el visto bueno del gobierno Uribe. La última vez que vi a Saab fue hace tres años en Caracas. Él está bien posicionado en Venezuela. No necesita de mí, habla más fácil con Maduro que cualquiera”, señaló la exsenadora.

Córdova sostuvo que las amenazas se iniciaron cuando recibió la indemnización dentro del proceso en el cual le restauraron sus derechos políticos.

Comments

Comments are closed.