La primera ministra británica, Theresa May, aseguró este miércoles que “llegó el momento” de alcanzar un acuerdo de divorcio con la Unión Europea (UE), a su llegada a una cumbre en Bruselas donde sus 27 pares abordarán el estado de las negociaciones.

“Trabajando de manera intensa y estrecha, podemos alcanzar este acuerdo (…) Llegó el momento de hacerlo”, aseguró a los periodistas May, quien expresó su intención de subrayar ante sus socios los “buenos progresos” de las últimas semanas.

Sin embargo, pese a los avances en el acuerdo de divorcio, May reconoció que “todavía quedan cuestiones sobre el ‘backstop'”, en referencia a cómo impedir la introducción de una frontera clásica entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

La UE había fijado esta cumbre como la de “la hora de la verdad” para constatar los progresos suficientes de cara a un acuerdo, que la Eurocámara y el Parlamento británico pudieran ratificar a tiempo antes de la marcha de Reino Unido en marzo, pero las negociaciones encallaron, especialmente en la cuestión irlandesa.

Trabajando de manera intensa los próximos días y semanas, creo que podríamos alcanzar un acuerdo, un acuerdo que todo el mundo quiere y que es en el interés no sólo de Reino Unido sino también de la UE”, subrayó la primera ministra británica.

May deberá exponer su visión sobre la negociación al resto de mandatarios europeos, quienes a continuación debatirán sobre la situación actual sin la ‘premier’. Antes, la mandataria debe reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

La víspera, Tusk le urgió a la primera ministra británica, que enfrenta una presión interna del ala euroescéptica de su partido, a presentar nuevas “propuestas concretas” para desbloquear la negociación. Ambas partes se preparan también no obstante a la posibilidad de un Brexit sin acuerdo final.

La UE no obtiene “nada nuevo” de May para desbloquear negociación del Brexit

Por otro lado, May, no propuso “nada nuevo” a sus pares europeos este miércoles para desbloquear la negociación del Brexit, encallada en el problema irlandés, mientras los preparativos para un divorcio sin acuerdo se aceleran.

Los europeos esperaban nuevas propuestas de la ‘premier’ sobre cómo evitar la reintroducción de una frontera clásica en la isla de Irlanda. Y, aunque esto no ocurrió, el ambiente de la reunión fue más positivo que durante la pasada cumbre de Salzburgo (Austria), según varias fuentes.

“No hubo nada sustancialmente nuevo en el contenido, pero percibo una voluntad política de avanzar”, dijo el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, tras escuchar el discurso de unos 15 minutos de May ante los otros 27 mandatarios europeos en un primer día de cumbre en Bruselas.

AFP

Comments

Comments are closed.