El canciller de la República, Jorge Arreaza, criticó este miércoles la posición adoptada por Costa Rica de sumarse a la demanda contra el Gobierno de Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional (CPI).

“Ante la incapacidad demostrada por el gobierno de Costa Rica para resolver sus asuntos internos y escuchar con humildad a los trabajadores en tan prolongada huelga, el presidente Carlos Alvarado decide distraer la atención de la opinión pública de su país atacando a Venezuela”, comentó.

A su juicio, “jamás” había visto un gobierno costarricense que en tan poco tiempo “se subordine a los dictámenes de un gobierno que odia a los pueblos centroamericanos como el de Donald Trump y que pierda tan rápido su popularidad, a partir de políticas contra los más humildes”.

En ese sentido, Arreaza exhortó a Alvarado a escuchar a su pueblo, a sus trabajadores y “respete a los pueblos soberanos e independientes de nuestra América. Reflexione. Como dijo el maestro Andrés Bello: ‘Los que no moderan pasiones, son arrastrados a lamentables precipicios’”.

Comments

Comments are closed.