Autoridades nacionales recalcaron la semana pasada a voceros indígenas que el Gobierno asumió la responsabilidad de controlar la actividad minera al sur del Orinoco, y con un despliegue cívico militar frenar y erradicar operaciones de minería ilegal dentro del Parque Nacional Canaima, declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1994.

Un grupo de ministros en representación del Ejecutivo Nacional se reunieron con líderes y voceros del pueblo Pemòn de Kanaimo, con el objetivo de establecer una agenda de trabajo conjunto en protección y defensa del parque, reseñó el Ministerio de Desarrollo Minero Ecológico en un boletín de prensa.

Durante el encuentro, el ministro de Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, enfatizó que la prioridad del Motor Minero es proteger el Parque Nacional Canaima. “Estamos evaluando con líderes del pueblo pemón diversas estrategias para frenar la minería en las áreas protegidas. No puede ni debe existir minería en Canaima“.

Cano explicó que el Estado venezolano va a tomar las acciones necesarias para neutralizar cualquier actividad minera fuera de las zonas autorizadas y delimitadas en la zona del Arco Minero del Orinoco (AMO).

“Este tema debemos mirarlo con mucho cuidado, con cautela; tenemos que esforzarnos para realizar las mejores prácticas con el objeto de preservar nuestros recursos naturales; pero, fuera de las zonas autorizadas, no está permitida la minería, y vamos a actuar para aplicar la ley. El Arco Minero se creó, precisamente, para cuidar las cuencas y la biodiversidad”, manifestó.

La denuncia de Valentina Quintero

La periodista Valentina Quintero mostró este lunes los estragos que ha causado la minería en el Parque Nacional Canaima, ubicado en el estado Bolívar y denunció que los representantes del Gobierno “saben” que esto ocurre dentro de estos espacios.

Indicó que la mina de Campo Carrao “es cada vez más grande” y agregó que las autoridades “la vieron el viernes 5 de octubre” por lo que los exhortó a “sacar la minería de Canaima”.

Asimismo, la comunicadora señaló este martes que tienen el deber de “defender” el parque: “Es verdad que hay muchísima minería en el territorio de Venezuela, pero nuestro deber es defender Canaima, porque dentro de sus espacios no se puede practicar la minería, eso está legalmente prohibido”, dijo.

En ese sentido, criticó que mientras los campamentos turísticos y la comunidad no tienen combustible, las minas sí. “De lo que tiene que vivir Canaima es del turismo, así lo ha sido por mucho tiempo, pero eso se ha acabado. Si no hay turismo se recurre a la minería, porque los costos en Canaima son muy altos, porque todo debe llegar en avión”, acotó durante una entrevista ofrecida con la periodista Shirley Varnagy en Onda.

“Los residuos que expande la minería ponen en riesgo al medio ambiente y en la misma medida que impacta en el medio ambiente, también impacta en el ser humano, en las personas que practican la minería”, manifestó.

Con información de AVN

Comments

Comments are closed.