La principal revista médica de Canadá advirtió el lunes que la inminente legalización del cannabis para uso recreativo plantea un gran riesgo para la salud, a pesar del amplio apoyo popular al fin a la prohibición.

Diane Kelsall, editora en jefe del Canadian Medical Association Journal, dijo que la legalización que entra en vigencia el miércoles es “un experimento nacional descontrolado en el que los beneficios de los productores de cannabis y los ingresos fiscales se opondrán a la salud de los canadienses”.

Cualquier aumento en el consumo recreativo de marihuana “debe considerarse como un fallo de esta legislación”, escribió Kelsall en una editorial en la edición en línea de la revista, agregando que si esto sucede, Ottawa “deberá tener el coraje de admitir que la ley es imperfecta y revisar el proyecto”. Kelsall advierte que los cientos de cultivadores con licencia que han aparecido durante el último año tienen como motivación las ganancias, y no les preocupa la salud pública.

El gobierno defiende la legalización alegando que su objetivo es sacar el control de la marihuana a los narcotraficantes y disminuir su consumo entre los jóvenes.

La ley cuenta con un amplio respaldo popular y ha generado un auge en la industria del cannabis en la espera de su entrada en vigencia.

Comments

Comments are closed.