Perder peso, de manera saludable es un reto y cada persona tiene un organismo con necesidades diferentes.

La saciedad juega un punto muy importante al tratar de adelgazar, desde un punto de vista absolutamente médico. El sentirse “satisfecho” se da cuando nuestro sistema digestivo le dice al cerebro que es suficiente, que no quiere más comida.

Esta es solo una de las piedras que forman el camino de la pérdida de peso. Por ello aquí te recomendamos una lista de alimentos que te pueden saciar y ayudar a eliminar los kilos de más.

1. Merluza

El pescado blanco tiene sus beneficios para adelgazar ya que su contenido en grasa es inferior al 2% del peso de su carne. A su vez, es sano para nuestro organismo, rico en ácidos grasos omega 3 y 6.

La diferencia calórica radica en el contenido calórico de cada pescado (porque las grasas pueden ser buenas, pero siempre son muy energéticas).

2. Aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen por muy sano que sea, es grasa pura (de la buena, pero grasa).

Explican en un estudio los investigadores C. Razquin, J. A. Martínez y su equipo de la Universidad de Navarra, “una dieta rica en aceite de oliva virgen está asociada a mayores niveles de antioxidantes en el plasma. Esto está relacionado con una reducción del peso corporal”.

3. Melón

A pesar de ser una de las frutas más dulces que podemos encontrar en un supermercado, en realidad es de las que menos cantidad de azúcares simples contiene.
Sus mínimas 30 kcal por cada 100 gramos la convierten en una favorita de las dietas, pues ayudarán a mantener un nivel calórico reducido y alcanzar rápidamente la saciedad.

4. Pollo

El clásico pollo no puede faltar en una dieta baja en calorías, su composición nutricional, de tan sola 143 kcal, es baja y está repleta de proteínas de alto valor nutricional. Además, que aporta una saciedad mayor, que ayuda a dejar de tener hambre tan rápido.

5. Manzana

La manzana es una fruta con alto contenido en pecticina. Esta molécula se caracteriza por ser un agente gelificante, que al entrar en contacto con agua crea un gel. Esto permite que ayude a aliviar tanto el estreñimiento como la diarrea. Estos dos efectos contribuyen a tener un buen tránsito gastrointestinal, parte importante del proceso de pérdida de peso, según el portal El Confidencial.

Una de tamaño medio, aproximadamente 185 g, contiene solo 90 kcal.

6. Frutos secos

Nuestro organismo, en particular nuestro cerebro, necesita macronutrientes para desempeñar con normalidad su función.

Los frutos secos son una opción indiscutible y su gran poder reside en la rapidez con la que los podemos consumir, lo fáciles que son de conseguir y, sobre todo, su poder saciante.

Los frutos secos son el mejor alimento para evitar atracones.

7. Lechuga

La lechuga no es un alimento extraordinariamente nutritivo, ni mucho menos. Esto se debe a que un 95% de su peso es agua.

Lo bueno es que sobre todo la parte blanca de las hojas, más próxima al tallo, contiene una gran cantidad de fibra alimentaria, lo que contribuye a tener una buena salud gastrointestinal.

Comments

Comments are closed.