Las lluvias torrenciales de las últimas horas en el departamento francés de Aude, en el sur de Francia, provocaron la muerte de 10 personas, ocho heridos y un desaparecido según un nuevo balance revisado a baja, informó este lunes la prefectura departamental.

El balance anterior de Seguridad Civil era de 13 fallecidos y cinco heridos graves. El departamento de Aude, donde las inundaciones alcanzaron un nivel que no se veía desde 1891, está en estado de máxima alerta meteorológica desde las 06H00 [04h00 GMT] de este lunes.

Una monja “fue arrastrada por las aguas en Villardonnel” y otras cuatro personas fueron halladas muertas en Villegailhenc, declaró el prefecto Alain Thirion en declaraciones a la televisión BFMTV.

Una sexta persona murió igualmente en este departamento, indicó la misma fuente sin dar más detalles.

Además una persona resultó herida por el derrumbe de su vivienda en la localidad de Cuxac, señaló Thirion, que agregó que el balance podía agravarse.

El valle de Aude alcanzó niveles de inundación que no se veían desde 1891, indicó Vigicrues, la agencia responsable del control de los niveles del agua.

“Una quincena de comunas se encuentran en una situación delicada” debido a las fuertes lluvias registradas desde el domingo, agregó el prefecto.

El domingo en apenas cinco horas llovió “entre 160 y 180 mm en la aglomeración de Carcasona”, señaló.

En los pueblos al norte de Carcasona, todas las carreteras estaban cortadas, las escuelas cerradas, y se pidió a la gente que permaneciera en sus casas.

En la ciudad de Trèbes el agua subió 8 metros en cinco horas, indicó la fuente.

En las localidades de Villemoustaussou, Villegailhenc y Conques el agua creció más de dos metros, señaló la fuente.

Además de Aude, otros seis departamentos del sur están afectados por las fuertes precipitaciones y se encuentran en alerta naranja. AFP

Comments

Comments are closed.