El expresiente de Pdvsa, Rafael Ramírez, lamentó este domingo no haber “reaccionado a tiempo” ante lo que él considera una “manipulación” sobre la lealtad al fallecido presidente Hugo Chávez Frías.

“Tarde entendimos la trampa, la forma de operar de esta nueva élite que controla el gobierno. Al principio, uno le achacaba el comportamiento errático en la conducción del gobierno al hecho, conocido entre todos los que éramos ministros de Chávez, que Maduro era extremadamente desordenado e improvisado”, indicó en su columna dominical publicada en Aporrea.

Ramírez aseguró que Maduro “es experto en la triquiñuela política, en los pactos y acuerdos, en la maniobra baja, por eso restableció la política con ‘p’ minúscula, tan adeca y tan suya a la vez, donde se mueve como ‘pez en el agua’; en la trampa, en la compra-venta de posiciones políticas y lealtades, así comenzó a desplazar a los cuadros chavistas del gobierno”.

“Nos equivocamos al creer que el madurismo se mantendría en los códigos y conductas que caracterizaron al Comandante Chávez. No lo hacen porque sencillamente son otra cosa, pero más importante que lo que son, es lo que quieren”, aseveró el exembajador de Venezuela ante la ONU.

Afirmó que si Chávez estuviera vivo,  el presidente Nicolás Maduro estaría destituido e investigado. “No quiero imaginar lo que Chávez haría con Maduro y la actual Junta Directiva de Pdvsa, si estuviese entre nosotros y se enterara que en estos cuatro años de gestión madurista, la producción ha caído ¡dos millones de barriles día! A Chávez no le podría venir Maduro con excusas, ‘que si fulanito’, “que si la corrupción”, ‘que si la conspiración’, ya estuviese destituido e investigado”, remató.

Comments

Comments are closed.