Edgardo Novick lanzó un llamativo casting en Uruguay mediante el cual busca candidatos para su agrupación política, el Partido de la Gente, junto a su principal asesor, Javier de Haedo, con quien se mantiene al frente del grupo.

Sin embargo, el camino ni siquiera a empezado para el equipo, ya que el casting, que inició a finales de octubre del años 2017, ha obtenido la inscripción de al menos 930 personas, según explica El País, ha tenido durante lo últimos ocho meses un proceso silencioso de varias etapas que ahora está llegando a su fin.

Novick, confirmó el método y reveló que hay departamentos en los que hubo varias decenas de inscritos: Montevideo, Maldonado, y Canelones. Donde la propuesta menos exitosa fue en Artigas y en Flores, ya que los candidatos allí fueron muy pocos, “pero igualmente se pudo captar gente valiosa”, aseveró el líder del Partido de la Gente. “Quedamos muy conforme”, agregó.

En este sentido, el político reveló que los aspirantes tienen un promedio de edad entre 45 y 50 años de edad, y entre ellos hubo apenas un 15% de mujeres. Hay abogados, arquitectos e ingenieros y uno de los finalistas es un periodista televisivo que tras una entrevista le confesó a Novick que él aún estaba en carrera.

Un 20% de los que se presentaron pertenecen a organizaciones sociales y casi un 10% está vinculado a la gestión del fútbol amateur o el baby fútbol.

A los inscritos se les pidió como primer requisito que hubieran nacido en el departamento por el cual se presentaron o que vivieran allí desde al menos tres años. Así como deben tener experiencia liderando equipos y al menos cinco años en posiciones que implicaran gestión. Además, deben tener secundaria completa y ser “productivos”, con “gusto por los desafíos”, “muy buenas habilidades de relacionamiento interpersonal”, capacidad de “liderazgo”, “comunicación” y “planificación”.

Novick se inspiró en el actual presidente francés, Emmanuel Macron, para así lanzar el casting.

Aunque reconoce que para el Parlamento se necesitas “bichas políticos”, confía que los intendentes deber ser, a su juicio, esencialmente buenos gestores, ya que para el “la militancia de años no es necesaria” porque “de repente viste a alguien durante 20 o 30 años en un comité de base, pero nunca la viste gestionar y después termina haciéndolo mal”. Y agrega: “Yo esto lo tomo como que le doy oportunidades a gente que no tuvo, gente de la vida común, de poder postularse. No deja de ser parecido a lo que me pasó a mí, que pedí y me dieron la oportunidad. Es gente que siente que le llegó el momento de ayudar”, resaltó.

Comments

Comments are closed.