El líder del opositor Movimiento por Nicaragua (MpN), José Antonio Peraza, y la presidenta del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Suyen Barahona, fueron detenidos hoy en Managua junto a una veintena de personas que intentaban participar en una manifestación.|

Un vocero de la coalición Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que lidera las protestas contra el presidente Daniel Ortega, informó que entre los detenidos figura también la ex presidenta del MRS, Ana Margarita Vijil, y la ex guerrillera sandinista Marlen Chow.

Otras activistas del mismo partido detenidas por efectivos antimotines son Ana Lucía Alvarez y Tamara Dávila Rivas, hija del fallecido ex coronel sandinista Irving Dávila, precisó la fuente.

El diario “La Prensa” reportó además que tres de sus periodistas fueron detenidos por policías mientras cubrían los hechos.

El Gobierno acusa al MRS, proscrito hace varios años, de haber promovido un supuesto “complot terrorista” para desestabilizar a Ortega y de estar dirigiendo las protestas y manifestaciones sociales en el país.

Los hechos ocurrieron esta mañana (local) en el sector de Camino de Oriente, en el sureste de la ciudad, donde los manifestantes se habían concentrado para marchar pese a que la Policía había prohibido realizar concentraciones públicas sin permiso expreso.

La UNAB confirmó anoche la realización de la marcha “Unidos por la libertad” argumentando que la Constitución vigente establece el derecho a la reunión, manifestación y libre movilización ciudadana.

El canal privado 100% Noticias mostró imágenes de personas en el momento en que eran llevadas a rastras y subidas con violencia a patrullas de la Policía. Algunas personas gritaron sus nombres al momento de ser arrestadas.

Azahálea Solís, dirigente de la recién creada UNAB, acusó al Gobierno por “el nivel de atropello y la cantidad de personas que han sido detenidas sólo (por) ejercer su derecho a protestar”.

“En Nicaragua los privilegios, los delitos, los crímenes son aupados por el régimen, mientras el ejercicio de derechos ciudadanos son reprimidos”, afirmó Solís a periodistas.

Por su parte, el líder estudiantil Harley Morales, miembro de la Coordinadora Universitaria y de la UNAB, dijo que los dirigentes opositores se reunirán para evaluar lo ocurrido.

“Vamos a pensar nuevas estrategias pero seguiremos luchando, el pueblo seguirá repudiando y protestando contra la dictadura de Daniel Ortega y (la vicepresidenta) Rosario Murillo”, aseveró al canal 100% Noticias.

La Policía Nacional no ha informado hasta el momento sobre las detenciones, que ocurrieron en el mismo sitio del primer “plantón” de estudiantes que fue atacado por fuerzas de choque del Gobierno el 18 de abril, y que detonó la ola de protestas sociales.

La crisis ha dejado hasta hoy 200 muertos, según el Gobierno, y hasta 512 según ONGs de derechos humanos, que contabilizan además casi 4.000 heridos y casi 400 detenidos, varios de ellos acusados ya por delitos de terrorismo y crimen organizado. DPA

Comments

Comments are closed.