Tras el asesinato del comisario Benito Cobis, y su escolta José Rodríguez el pasado viernes 5 de octubre, el Control del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia ordenó la aprehensión del Director de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep), Luis Curiel, junto a cinco funcionarios del organismo adscrito al Cuerpo de Policías del Estado Zulia (Cpbez), por su presunta implicación directa en el asesinato de las víctimas.

El Ministerio Público, informó preliminarmente que Cobis y su escolta fueron interceptados la madrugada del viernes entre la carretera Lara-Zulia, por varios vehículos, que se les colocaron a los lado y empezaron a disparar con armas 9 milímetros y fusiles AR15 que les hicieron perder el control del automóvil.

Posteriormente se dio a conocer que los implicados se bajaron y dispararon contra el vehículo para rematar con disparos en la cabeza a Cobis y Rodríguez, antes de despojarlos de sus pertenencias y huir del lugar, según lo reseñado por Versión Final.

Los seis individuos han sido acusados del delito de Coperadores Inmediatos en el Homicidio Intencional Calificado con Premeditación y Alevosía, Asociación para Delinquir y Uso Indebido de Arma de Fuego.

Entre los imputados, además de Curiel Hernández, están los funcionarios Jhony Alberto Rodríguez Canelón, Amancio Antonio Rodríguez Medero, Elio Enrique Urdaneta Quintero, José Miguel Morles Meléndez y Ronny Enrique Ortigoza Parra, todos con el mismo delito.

Para el esclarecimiento del hecho, resultó sumamente importante la revisión de los videos del sistema de monitoreo que funciona en el Puente General Rafael Urdaneta, en donde se verificó que Quintero pasó por la estructura a bordo de su 4Runner antes que Cobis y su escolta.

Las investigaciones indican que Rodríguez Medero, quien se encontraba de vacaciones, estaba también en el lugar del suceso a esa hora.

Este grupo fue detenido la noche del jueves tras un allanamiento en la sede del DIEP, practicado por funcionarios del Cicpc, bajo las órdenes de Douglas Rico, director nacional.

Funcionarios del Conas, adscritos a la GNB, también participaron en el procedimiento que decantó en la intervención del organismo.

De acuerdo con el argumento de las órdenes de aprehensión emanadas por el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Luis Oswaldo Curiel Fernández, exdirector de la Diep, sería el autor intelectual en la muerte de su sucesor, presuntamente luego de que Cobis se opusiera a prácticas irregulares cometidas por funcionarios de la Diep y externos con aval de grupos de poder enquistados en la institución.

Comments

Comments are closed.