Un venezolano murió electrocutado mientras pintaba una casa en Guayaquil, Ecuador, al no percatarse que los cables que estaban a su alrededor eran de alta tensión.

De acuerdo a lo reseñado en RTS La Noticia, la propietaria del lugar, quien lo había contratado junto a otro compañero, les facilitó una escalera para realizar el trabajo, pero a su vez indicó que no sabía porque quería salir por una ventana que estaba en uno de los pisos del inmueble.

“Salió por una ventanilla de 35 centímetros, ellos subieron a cambiarse, pero yo les facilité una escalera de como siete metros (…) Escuché que se cayó pero nunca me imaginé que fuese aquí en la casa”, dijo la dueña de la vivienda.

Según los vecinos de la zona, el venezolano había trabajado en una obra municipal, pero al terminar quiso ganarse un dinero para enviárselo a su esposa e hijo, en Venezuela.

José Solórzano, un conocido de la víctima, manifestó que “el más seguro de nosotros era él porque tenía arnés, pero no se que pasó”.

Comments

Comments are closed.