El presidente Nicolás Maduro pidió a los trabajadores activar una “huelga general indefinida” en caso de cualquier intento para derrocarlo; y aseguró que los gobiernos de Estados Unidos y Colombia planifican su asesinato.

“Desde EEUU se ha decidido matarme, han dado la orden de matar a Maduro (…) Le han dado la tarea a la oligarquía colombiana, desde la Casa Blanca le han dado la orden al gobierno de Bogotá de matar a Maduro”, denunció.

“¡Ni un pelo me van a tocar porque a mí me protege Dios y el pueblo de Venezuela”, expresó.

Maduro denunció que fue víctima de un atentado el 4 de agosto pasado, cuando dos drones cargados con explosivos detonaron cerca de la tarima en la que daba un discurso durante un acto militar en Caracas.

El mandatario aseguró que el plan, por el que hay 28 detenidos, fue orquestado por Estados Unidos, el expresidente de Colombia Juan Manuel Santos y opositores venezolanos como el diputado Julio Borges.

Maduro, confrontado a un gran rechazo popular por la crisis económica, acusa además al presidente colombiano Iván Duque de proteger a los autores del ataque. Este jueves, Bogotá otorgó condición de refugiado a Borges.

Con información de AFP

Comments

Comments are closed.